Premios Príncipe Felipe


Los Premios Príncipe de Asturias constituyen la principal actividad de la Fundación Príncipe Felipe de Asturias, constituida en 1980 en una solemne ceremonia presidida por SS. MM. Los Reyes y S. A. R. el Príncipe de Asturias. Concedidos por primera vez en el otoño de 1981, han sido otorgados a personalidades e instituciones fundamentales para escribir la historia contemporánea de España y de los ámbitos iberoamericanos e internacional. Los Premios fueron creados como símbolo del carácter y de los fines de la Fundación y adoptando la denominación que históricamente pertenece al Heredero de la Corona de España. Están destinados a galardonar la labor científica, cultural y social realizada en el ámbito internacional por personas, equipos de trabajo o instituciones cuyos logros constituyan un ejemplo para la humanidad. Los premios se otorgan en ocho categorías diferentes: Artes, Letras, Comunicación y Humanidades, Ciencias Sociales, Investigación Científica y Técnica, Cooperación Internacional, Deportes y Concordia.

Cada premio consta de una dotación económica, una reproducción de la escultura original que Joan Miró creó y donó a la Fundación para este fin, un diploma y una insignia. El método para la proclamación de los ganadores es siempre el mismo: la Fundación distribuye anualmente en los cinco continentes miles de ejemplares del folleto de la  Convocatoria y Bases de los Premios. Las candidaturas son presentadas por academias, centros culturales o de investigación, universidades y otras instituciones de todo el mundo, o sus representantes. También presentan propuestas personalidades invitadas por la propia Fundación y los miembros de los jurados que lo deseen, de acuerdo con la atribución que les otorga el Reglamento. A medida que se reciben las candidaturas, se procede a recabar información de las mismas, a fin de completar o contrastar la documentación enviada por quienes la presentan. Se confeccionan entonces resúmenes de las candidaturas, que son enviados a los miembros del jurado. Los miembros del jurado, integrado normalmente por un número en torno a 20 personas, son elegidos por la propia Fundación entre reconocidos especialistas en cada una de las materias, buscando siempre una compensación plural y equilibrada. Sólo el Premio Príncipe Felipe de Asturias de la Concordia tiene un sistema diferente de selección del jurado, pues está integrado exclusivamente por miembros de los Patronatos de la Fundación. Cada premio se otorga por mayoría de votos.

Los galardones son entregados por S. A. R. el Príncipe de Asturias en una ceremonia solemne que se celebra cada otoño en el Teatro Campoamor de la Ciudad de Oviedo.

El Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias es un galardón concedido, desde 1990, por la Fundación Príncipe de Asturias al pueblo asturiano que destaque en «la defensa de sus más nobles valores, su entorno natural o ecológico, su patrimonio histórico, cultural o artístico, o en la realización de obras comunales u otras manifestaciones de solidaridad extraordinaria» y tiene como ámbito única y exclusivamente el Principado de Asturias. Este premio está concebido dentro de los Premios Príncipe de Asturias, siendo de carácter especial debido a la limitación territorial que establece.

Si deseais conocer más sobre Asturias os invitamos a conocer www.turismo-asturias.com donde podeis leer más sobre esta comunidad y sobre todo lo que ofrece al visitante.

Quirós


Se sitúa en la zona central de Asturias, en la cabecera del río Trubia. Limita al norte con Santo Adriano y Morcín, al oeste con Riosa y Lena, al este con Teverga y Proaza, y al sur con la provincia de León. La capital del municipio es Bárzana.

Prácticamente todo Quirós es zona de montaña –su máxima elevación es el pico del Fontán Norte, con 2417 metros, aunque es Peñarrueda, con 2155 metros, la más representativa, al divisarse desde cualquier punto del municipio- y posee una gran masa forestal en la que crecen numerosos hayedos –especialmente en L’Altu Ventana-, castaños, robles y fresnos, así como avellanos, guindales y manzanos, entre otros árboles frutales; también florece el acebo en las zonas altas. El clima de estas tierras es suave y húmedo en el valle y algo más duro en las áreas de mayor altitud.

El sector nororiental del municipio pertenece al Paisaje Protegido de la Sierra del Aramo, donde también se incluyen los municipios de Morcín y Riosa, y el meridional al Paisaje Protegido de Peña Ubiña, que comparte con Lena. Además de dos extraordinarios ejemplares de tejo y roble, enclavados en Bermiego, están declarados Monumentos Natural: el Teixu l’Iglesia y El Rebollón, de 15 y 13 metros de altura, respectivamente, aunque ambos en precario estado de conservación. Lo habitan, entre otros animales, jabaliés, corzos, rebecos y venados, junto a algunas especies protegidas como el lobo y el oso y, ya en áreas muy concretas, el urogallo.

La mayoría de la población vive de la ganadería orientada a la producción cárnica, pues buena parte del territorio es pradería dedicada a pastos, mientras el sector servicios se concentra fundamentalmente en la capital de municipio: Bárzana.

Si quereis conocer más sobre este municipio asturiano u obtener más información sobre turismo rural en Asturias os recomendamos visitar www.turismo-asturias.com

Cudillero


ImagenCudillero es un municipio situado en la marina centro-occidental limita al oeste con Valdés, al sur con Salas y Pravia, y al oriente con Muros del Nalón, mientras que al norte está bañado por las aguas del mar Cantábrico.

Ocupa una superficie de unos 100 kilómetros cuadrados, distribuida en tres unidades escalonadas; la rasa litoral, los valles interiores y la zona montañosa. La primera se asienta sobre la antigua plataforma de sedimentación marina, que se eleva a unos 100 metros sobre el nivel del mar, con un frente continuo de acantilado, roto por los pequeños torrentes formados a lo largo del mismo y por numerosas playas y ensenadas. En su accidentada geografía costera destaca el Cabu Vidíu. Tierra adentro se extienden los valles interiores, de gran fertilidad, modelados por los ríos d’Esquieru, Uncín y su afluente el Ferrera, y el Piñera, cuyas aguas vierten directamente al mar. Más al sur se alza la zona montañosa, entre cuyas elevaciones destacan el Picu Paradiella o Palancas (720 metros), antaño habitado por los vaqueiros de alzada, y Penas de Cuetu, que son sus 783 metros constituye la mayor altitud del municipio.

La mayor parte de su costa está declarada Paisaje Protegido y la turbera de Las Dueñas tiene la consideración oficial de Monumento Natural.

La agricultura y la ganadería constituyen pilares económicos  importantes de Cudillero. Su flota pesquera fue en otros tiempos la mayor del Principado de Asturias y una de las más relevantes del Cantábrico, a tenor del número de capturas anuales. Su puerto, ampliado en los últimos años, sigue siendo un factor fundamental de la riqueza del municipio. Por otra parte, actualmente el turismo tiene cada vez más peso y se perfila como una actividad con un futuro incuestionable favorecida por sus valores monumentales y paisajísticos, las playas y el pintoresquismo de su capital.

Si os interesa conocer más sobre este municipio y sobre Asturias os recomendamos que visiten www.turismo-asturias.com

Ribadesella


IMG_6278En esta ocasión os hablaremos de Ribadesella, que limita al norte con el mar Cantábrico; al sur, con los municipios de Cangas de Onís y Parres; al este con Llanes; y al oeste con Caravia. Procedente de Arriondas, atraviesa su término municipal la carretera N-634; por la costa, entra en la villa de Ribadesella la N-632, que continúa, rumbo a Llanes, por la AS-263, antiguo enlace con Santander. Pero la principal vía de comunicación es en la actualidad la Autovía del Cantábrico que, paralela a la costa, cruza el municipio de este a oeste. El ferrocarril de vía estrecha de la línea Oviedo – Santander remonta el curso del Sella hasta la capital del municipio.

Secciona en dos el territorio el fértil valle del río Sella, en el que vierten sus aguas el río La Cueva, el Samiguel y el San Pedro, por la izquierda, y el Santianes y el Lloviu, por la derecha. En las márgenes de la ría que forma en su desembocadura se asienta la villa de Ribadesella. Otros cursos fluviales son el río l’Acebu y el Mía, que es frontera natural con el vecino municipio de Llanes.

Al este del Sella, en el interior montañoso, se localiza El Picu Mofrechu, la cota máxima de este término, con 897 metros. Al suroeste hace de límite con el municipio de Caravia el Fitu, zona que forma parte del Paisaje Protegido de la Sierra del Sueve. Otras áreas preservadas son el Monumento Natural de Entrepeñes y Playa de Vega y la Reserva Natural Parcia de Cueva Rosa.

Los pinos, en el interior, y los eucaliptos, en la marina, son las especies forestales más representadas en la actualidad, conservándose aún arbolado autóctono en la zona meridional (robles, hayas, espineras, abedules, frenos, castaños, avellanos) La encinas aparecen en los cuetos calizos de la franja costera.

Las actividades económicas tradicionales siguen gravitando en torno a las explotaciones agropecuarias y, en el puerto de Ribadesella, a la pesca (merluza, besugo, angulas, crustáceos).  En Collera está instalada una fábrica de destilados de anís y licores de guinda y manzana y en Barredo existe una planta de tratamiento del espato flúor. Con todo, más de la mitad del producto interior bruto proviene del sector servicios, del comercio y la hostelería. Nombrado Municipio de Excelencia Turística, son muchos los atractivos que ofrece al visitante: turismo rural y activo (senderismo, Camino de Santiago por la costa, pesca, submarinismo, rutas a caballo, piragüismo, etc.), arte prehistórico, historia y monumentos, gastronomía, fiestas tradicionales y, cada mes de agosto, la obligada cita con el Descenso Internacional de Sella.

Si quereis conocer más sobre este municipio o algún detalle más de Asturias os invitamos a visitar www.turismo-asturias.com

Casa tradicional asturiana


Decir casa en la Asturias tradicional no es aludir sólo a un edificio destinado  a vivienda, sino referirse a la casería. Una unidad de explotación agropecuaria que, además de servir de vivienda al grupo familiar, debe contar con cuadras para alojar al ganado, hórreo y almacenes para las cosechas, la hierba y los aperos, espacio para el huerto y los frutales, tierras para el cultivo de los cereales panificables y derechos de monte para pastar y aprovechamiento de maderas… Una unidad de explotación, en suma, con vocación de autosuficiencia.

La casería ya aparece institucionalizada en la Edad Moderna y constituye la fórmula básica mediante el cual los propietarios de la tierra –la nobleza y el clero- explotaban sus posesiones de forma indirecta a través de colonos vinculados por contratos de foro o arrendamientos. Otro de los aspectos a destacar de la casería tradicional es su indivisibilidad vinculada a una familia. Si bien las condiciones de arrendamiento fueron evolucionando desde los primitivos foros medievales de carácter perpetuo y relación de vasallaje hacia formas de arrendamiento más avanzadas y duración limitada, lo cierto es que, cumpliendo con el pago de las rentas, la familia campesina, aunque mera usufructuaria, podía –preservando siempre el carácter indivisible de la unidad de explotación- transmitirla en herencia a uno de sus hijos, garantizando así la continuidad de la casería.

La vinculación familia-casería es un hecho aún vivo en el presente en muchos lugares de Asturias. Un nombre que designa la casa y que puede remontarse a varias generaciones sirve para identificar al conjunto de los miembros de una familia vinculados a una determinada casería.

Pueden establecerse las siguientes tipos de casas tradicionales:

  1. La casa redonda
  2. La casa terrena
  3. La casa mariñana
  4. La casa tipo Vidíu
  5. La casa de turria
  6. La casa de patín
  7. La casa bloque
  8. La casía
  9. La casa de corredor

Las construcciones populares asturianas ofrecen un amplio repertorio de soluciones espaciales, constructivas y estéticas, experimentadas a lo largo de los siglos, que deben de suscitar una reflexión capaz de orientar actuaciones de futuro. Estas tendrían que ir encaminadas a la conservación de los conjuntos o, en su defecto, los elementos más notables; la reconstrucción de algunos ejemplos de los tipos en extinción con fines museísticos y didácticos, la promoción de planes de rehabilitación de casas tradicionales; y la adaptación de los tipos más apropiados para las construcciones de nueva planta en el medio rural.

Si quereis conocer más sobre Asturias os invitamos a visitar www.turismo-asturias.com

Asturias


Recorrer Asturias es asombrarse y disfrutar a cada paso, es vivir la naturaleza en toda su expresión, ofrece tantas cosas a cada uno de nuestros sentidos: preciosos e impresionantes paisajes que ver, como el Cabo Peñas o los Picos de Europa, hermosas playas con que las disfrutar del rumor de las olas o el tacto de la arena en nuestros pies, una variada y rica gastronomía que hace que nuestro paladar disfrute de los diferentes sabores y texturas. ¿Qué más se puede pedir?

Pocos destinos ofrecen tan amplia variedad para disfrutar de las vacaciones o de unos días de descanso… multitud de actividades para los más aventureros, como descensos de cañones, descenso en canoa por el río Sella, barranquismo, escalada, etc.… y para los que buscan algo más tranquilo rutas de senderismo tanto a pie como bicicleta, visitas a museos o teatros, en fin… Asturias no deja indiferente a nadie.

Quienes visitan por primera vez la región quedan con ganas de volver y repetir la experiencia, quienes han nacido aquí y por alguna razón han tenido que marchar, siempre llevan consigo el recuerdo de su “tierrina” y quienes han estado alguna vez suelen repetir y recomendar la experiencia.

Su gente acoge gustoso a propios y extraños y en cada rincón se ven reflejadas las tradiciones en sus fiestas, en su arquitectura, en su gastronomía y en su forma de vida.

Asturias es un paraíso y desde este blog invitamos a todos a hacer una visita por la región y disfrutar de todo lo que le ofrece. Además podeis visitar www.turismo-asturias.com donde podreis encontrar información sobre las actividades y eventos que hay en la región, además de infromación de rutas, municipios y lugares de interés para el turismo rural.

Monumentos Naturales en Asturias


En Asturias existen diversos Monumentos Naturales, pero lo primero es definir el concepto, esta categoría se aplica a aquellos espacios o elementos de la naturaleza constituidos básicamente por formaciones de notoria singularidad, rareza o belleza, que merecen ser objeto de una protección especial. Se consideran también Monumentos Naturales las formaciones geológicas, los yacimientos paleontológicos y demás elementos de la gea que reúnan un interés especial por la singularidad o importancia de sus valores científicos, culturales o paisajísticos.

La declaración de estos espacios se efectúa por decreto y las directrices de actuación para asegurar que las actividades a realizar en la zona no alteren los valores a proteger se recogen en el propio decreto de declaración. En dicho documento se especifican cuales son las actividades compatibles, autorizables y no autorizables.

Estos elementos de la Red Regional de Espacios Naturales Protegidos (RRENP) no cuentan con un órgano de gestión específico, salvo en aquellos casos en los que se haga cargo de la gestión la Administración Local u otras entidades, en cuyo caso lo harán de acuerdo a las disposiciones de la legislación vigente.

En Asturias casi un tercio de su territorio está declarado como Espacio Natural Protegido con lo que se pretende preservar el patrimonio natural.

Todos estos lugares son un atractivo para cualquier turista al que le guste disfrutar de la naturaleza y de un entorno inigualable.

Podemos resaltar las Hoces del Esva, el Desfiladero de las Xanas, la Ruta del Alba, Bufones de Arenillas, la Playa de Frexulfe, la de Gulpiyuri, etc…

Si os interesa conocer más sobre Asturias os recomendamos visitar la página web www.turismo-asturias.com