La cultura castreña en Asturias


Dentro de los Monumentos de Asturias podemos encontrar varias muestras de Castros que enriquecen su patrimonio y ofrecen a los que disfrutan del turismo rural un añadido más en su recorrido por la región.

Y os estaréis preguntando ¿Qué son los castros?.. Normalmente eran poblados defensivos y constituían el tipo de poblamiento característico de la Edad del Hierro, se emplazaban en lugares destacados del terreno, con amplio domino del territorio circundante o de las vías naturales de comunicación, aprovechando los lugares en los que la propia naturaleza facilita el trabajo de atrincheramiento y defensa.

Cronológicamente, la cultura castreña abarca un tiempo de aproximadamente mil años (desde el 500 a.C. al 500 de nuestra era), si bien no faltan autores que enlazan la existencia de los castros con la época del bronce e incluso con la megalítica. La población castreña asturiana ocupa una larga franja que va desde el río Sella hasta el Navia, con una longitud de casi 140 km. En cuanto a profundidad supera los 200 km, adentrándose casi hasta Zamora y parte de Orense, lo que supone una extensión de casi treinta mil kilómetros cuadrados.

La zona Navia-Coaña-Boal-El Franco-Tapia de Casariego comprende, dentro de la castreña asturiana, los mejores muestrarios de esa cultura; razón más que suficiente para justificar su visita.

Como hemos dichos, los castros, además de ser una construcción defensiva, es un lugar de habitación. La vivienda más común es la circular con muros de piedra, con un diámetro de 4 a 5 metros, aunque también las debió de haber construidas de madera y otros materiales perecederos.

Sus habitantes practicaban la agricultura cerealista, que complementaban con la recolección de bellotas, tal y como refiriera el geógrafo Estrabón. También poseían ganados y en las zonas costeras se aprovechaban los recursos pesqueros. Tenían así mismo una metalurgia muy avanzada y en varios de los castros en curso de excavación se han descubierto crisoles y hornos para fundición.

Los castros podemos clasificarlos de varias formas:

–          Por su localización: Pueden ser marítimos o interiores.

–          En cuanto a su altura: Pueden ser los de zonas llanas que se situan en pequeños promontorios o de zonas más montañosas donde ocupan la parte alta de un pico o peña.

–          En cuanto a su fecha de ocupación.

Entre los Castros que podemos encontrar en Asturias están:

–          Campa de Torres (Gijón)

–          Castro de Chao Samartín (Grandas de Salime)

–          Castro de San Coaña (Coaña)

–          Castro de Mohías (Coaña)

–          Castro de Pendia (Boal)

–          Castro de San Chuís (Allande)

–          Castro de San Isidro (San Martín de Oscos)

–          Castro del Castelón (Illano)

–          Recinto fortificado del Cortín Dos Mouros (Santa Eulalia de Oscos)

Si deseáis obtener más información sobre este tema o alguno otro relacionado con Asturias podéis consultar http://www.turismo-asturias.com.

Asturias y el turismo cultural


Asturias atesora un gran patrimonio cultural debido a su gran carga histórica y forma parte de su identidad ofreciendo a sus visitantes un referente turístico de primer orden. Comenzando por las manifestaciones artísticas, reconocidas por la UNESCO, como patrimonio Mundial: el Arte Rupestre Paleolítico y el Prerrománico hasta las instalaciones culturales más modernas.

Desde el Occidente hasta el Oriente las muestras de su cultura se ven reflejadas. Ciudades como: Avilés, Oviedo y Gijón son lugares de visita obligada, cada una de ellas con su propia personalidad.

Asturias posee una extensa diversidad cultural, prueba de ello es que conviven yacimientos arqueológicos, torres y templos medievales, casonas nobiliarias, castilletes mineros, establecimientos industriales y un patrimonio etnográfico que sorprende a cada paso, por lo que quien lo visita disfruta no solo de preciosos paisajes de montaña o de costa, sino también de una amplia gama de ofertas culturales.

Además, aunque Asturias no es una región muy extensa, dispone de tradiciones muy enraizadas que ofrecen un atractivo cultural importante a propios y extraños. Un ejemplo de ellas son sus fiestas, que muestran la naturaleza de Asturias y de los asturianos.

Asturias también tuvo cambios importantes durante los siglos XIX y XX debido a la industrialización y a la emigración y todo ello se ve reflejado en su territorio.

Existe la distinción de “El Premio Príncipe de Asturias” que se otorga a aquellos pueblos que conservan sus tradiciones, su modo de vida y sus valores que no se ven alterados a pesar del progreso. En ellos podemos ver construcciones centenarias como los hórreos, paneras y molinos que muestran más encantos de esta región.

Pasando desde las cuevas prehistóricas hasta construcciones tan modernas como el Centro Niemeyer el turista puede disfrutar de todas las actividades de ocio y culturales que Asturias le ofrece, todo ello acompañado de una excelente gastronomía y de la hospitalidad de su gente.

Portal de turismo de Asturias


Turismo Rural de Calidad en Asturias, Casas Rurales, Apartamentos y Hoteles Rurales para unas vacaciones con encanto en Asturias

Para aquellas personas que deseen disfrutar del turismo rural y de una gastronomía muy variada, Asturias es una excelente opción.

El Principado de Asturias por sus características ofrece a quienes lo visitan la posibilidad de desconectar de la rutina diaria, del stress de la ciudad y disfrutar de excelentes parajes que permiten disfrutar del paisaje, de la naturaleza y del entorno rural. Dispone de zonas de montaña y de costa, para los interesados en la cultura existen conjuntos etnográficos, museos, iglesias y actividades de ocio tales como teatro, danza, cine, exposiciones, conferencias y talleres, con lo que se está cerca de las actividades propias de una ciudad pero dentro de un entorno tranquilo y relajado.

El turista encontrará en el lugar que visite algún establecimiento que le permita degustar de la gastronomía propia de la zona, muy variada y rica, puesto que ofrece carnes, pescados y mariscos, postres y platos de gran calidad, y todo ello acompañado de un buen vino o de la tradicional bebida asturiana: la sidra. Con lo que se añade una razón más para visitar la región y “saborearla”, pues en muchos de los municipios asturianos a lo largo del año se realizan eventos como jornadas gastronómicas que permiten ver de cerca las tradiciones festivas de la región, el folclore y las costumbres de la región.

Productos con denominación de origen certifican la calidad de los productos que se elaboran en Asturias y aseguran el disfrute a los paladares más selectos.

El turismo y la gastronomía en Asturias van de la mano, consiguiendo hacer de la estancia de quienes la visitan un recuerdo inolvidable.

Quien viene a Asturias no debe perderse un buen plato de fabada, un delicioso arroz con leche, unos frixuelos, un buen vaso de vino o un “culín de sidra”, seguro que no se arrepentirá.

Portal de turismo de Asturias, Portal de turismo de Asturias, Portal de turismo de Asturias

Portal de turismo de Asturias


Turismo Rural de Calidad en Asturias, Casas Rurales, Apartamentos y Hoteles Rurales para unas vacaciones con encanto en Asturias

Portal de turismo de Asturias, Portal de turismo de Asturias, Portal de turismo de Asturias

Reservas de la Biosfera en Asturias.


En el año 1971 la UNESCO comenzó un proyecto llamado “Man and Biosphere” (El hombre y la Biosfera) que tenía como objetivo conciliar la mentalidad y el uso de los recursos naturales. Como parte del proyecto se hizo una selección  de lugares representativos de los diferentes hábitats que constituyen el planeta, abarcando ecosistemas terrestres y marítimos.

Independientemente de promover la conservación y protección de la biodiversidad también se busca el desarrollo económico y humano de las zonas seleccionadas, la investigación, educación y el intercambio de información entre las distintas reservas. Por tanto, las Reservas de la biosfera fueron concebidas para la conservación de los recursos naturales y el logro de un desarrollo económico y social sostenible.

Son reconocidas internacionalmente, aunque permanecen bajo la soberanía de sus respectivos países y no están protegidas por ningún tratado internacional.

A junio de 2011, existen 563 reservas de la biosfera en 110 países diferentes y en Asturias podemos encontrar 6:

1.- Reserva Natural de Somiedo

2.- Reserva Natural de Muniellos

3.- Parque de Redes

4.- Picos de Europa

5.- Reserva de la Biosfera del Río Eo, Oscos y Terras de Burón.

6.- Parque Natural de Las Ubiñas –  La Mesa

Todas ellas de gran belleza y que ofrecen una opción más para disfrutar de un entorno privilegiado tanto a los amantes del turismo rural como a los propios asturianos que gozan de su tierra.

Desde este blog os recomendamos su visita, pues consideramos que son zonas dignas de ver, disfrutar y vivir de cerca…

Gastronomía asturiana


Gracias al privilegiado marco natural que caracteriza a Asturias la gastronomía ha sido siempre una de las más variadas y suculentas del panorama español, siendo un atractivo más para el turismo rural de la región.

La fertilidad y las características de las tierras de Asturias, unidas a su clima, son la base de una huerta con productos de gran calidad: tomates, patatas, lechugas, cebollas, repollos, berzas, pimientos son, entre otros, algunos vegetales de cocina que se han venido cultivando en Asturias con los mejores resultados gastronómicos.

De gran calidad ha sido tradicionalmente frutas y frutos como la manzana, la pera, la avellana, la nuez, la guinda, el higo o la castaña, por no hablar de los cultivos más recientes como el kiwi.

La leche, base de los quesos tradicionales (de los cuales podemos leer más a fondo en el blog de Turismo Asturias) y que constituyen una de las mayores riquezas de Asturias a nivel europeo.

El mar y los ríos proporcionan una gran variedad de peces y mariscos que enriquecen aún más las comidas y son compañeros frecuentes de la sidra, bebida muy popular en la región.

La carne en sus distintas variedades, es uno de los géneros que más caracterizan a la cocina asturiana. La más tradicional es el consumo del “gochu” (cerdo, objeto del no menos tradicional “samartín” (matanza) pero sobre todo fuente de embutidos tan típicos como las morcillas (con variantes como moscancias, bollas y fariñonas)  o los chorizos u otros menos conocidos como el chosco o el “butiello”.

En la tradición figura asimismo como plato festivo el “pitu de caleya” (pollo de corral), también la caza es importante, con especies tan significativas como el jabalí, el venado, el corzo o el rebeco. La ternera asturiana, de alta calidad, mantecosa, delicada y pálida, puede degustarse en platos donde se aprecia su sabor de forma más auténtica: solomillo, entrecot, al punto, a la piedra, etc… solos o acompañados de una deliciosa salsa Cabrales –elaborada en base a este excepcional queso-.

O como contrapunto de forma más elaborada en platos típicos como la “Carne Gobernada” (guisada en pequeños trozos), escalopines, cachopo, ternera en rollo, etc…

Imagen