Casa tradicional asturiana


Decir casa en la Asturias tradicional no es aludir sólo a un edificio destinado  a vivienda, sino referirse a la casería. Una unidad de explotación agropecuaria que, además de servir de vivienda al grupo familiar, debe contar con cuadras para alojar al ganado, hórreo y almacenes para las cosechas, la hierba y los aperos, espacio para el huerto y los frutales, tierras para el cultivo de los cereales panificables y derechos de monte para pastar y aprovechamiento de maderas… Una unidad de explotación, en suma, con vocación de autosuficiencia.

La casería ya aparece institucionalizada en la Edad Moderna y constituye la fórmula básica mediante el cual los propietarios de la tierra –la nobleza y el clero- explotaban sus posesiones de forma indirecta a través de colonos vinculados por contratos de foro o arrendamientos. Otro de los aspectos a destacar de la casería tradicional es su indivisibilidad vinculada a una familia. Si bien las condiciones de arrendamiento fueron evolucionando desde los primitivos foros medievales de carácter perpetuo y relación de vasallaje hacia formas de arrendamiento más avanzadas y duración limitada, lo cierto es que, cumpliendo con el pago de las rentas, la familia campesina, aunque mera usufructuaria, podía –preservando siempre el carácter indivisible de la unidad de explotación- transmitirla en herencia a uno de sus hijos, garantizando así la continuidad de la casería.

La vinculación familia-casería es un hecho aún vivo en el presente en muchos lugares de Asturias. Un nombre que designa la casa y que puede remontarse a varias generaciones sirve para identificar al conjunto de los miembros de una familia vinculados a una determinada casería.

Pueden establecerse las siguientes tipos de casas tradicionales:

  1. La casa redonda
  2. La casa terrena
  3. La casa mariñana
  4. La casa tipo Vidíu
  5. La casa de turria
  6. La casa de patín
  7. La casa bloque
  8. La casía
  9. La casa de corredor

Las construcciones populares asturianas ofrecen un amplio repertorio de soluciones espaciales, constructivas y estéticas, experimentadas a lo largo de los siglos, que deben de suscitar una reflexión capaz de orientar actuaciones de futuro. Estas tendrían que ir encaminadas a la conservación de los conjuntos o, en su defecto, los elementos más notables; la reconstrucción de algunos ejemplos de los tipos en extinción con fines museísticos y didácticos, la promoción de planes de rehabilitación de casas tradicionales; y la adaptación de los tipos más apropiados para las construcciones de nueva planta en el medio rural.

Si quereis conocer más sobre Asturias os invitamos a visitar www.turismo-asturias.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s